URUGUAY EN LIMA: UNA ACTITUD PENOSA

Lamentablemente, el gobierno uruguayo acaba de avergonzar una vez más a las mejores tradiciones de la república, al no firmar la denominada “declaración de Lima”, el documento en el que los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Canadá, 0001116090Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, condenan “la ruptura del orden democrático” en Venezuela.

Dicho documento establece además, que sus respectivas naciones no reconocen a la Asamblea Nacional Constituyente ni los actos que surjan de la misma, por reputarlos ilegítimos. Por el contrario, continúan reconociendo a la Asamblea Nacional (parlamento) democráticamente electa de acuerdo al orden constitucional.

Denunciaron también, el uso excesivo de la fuerza y la violación de los derechos humanos perpetrados por el régimen de Nicolás Maduro.

Nuestro país, que estuvo representado en esa reunión de cancilleres por su embajador acreditado ante el gobierno incaico, se abstuvo de firmar dicha declaración, junto con los ministros de Exteriores de Jamaica, Santa Lucía y Guyana. Se alinea así en penoso contubernio con los países del ALBA, lo peorcito de los gobiernos del hemisferio.

Esa actitud timorata frente a la tristisima situación que viven los venezolanos y el ya evidente carácter totalitario del régimen chavista, podrá servir para apaciguar lasrepresión airadas reacciones de buena parte del Frente Amplio y su colateral sindical, por el acompañamiento de nuestro país a la decisión de suspender a Venezuela en su condición de miembro del Mercosur.

Pero representa una afrenta a lo mejor de la política exterior sustentada por nuestra república, verdadero motivo de orgullo para todos los uruguayos, a lo largo del tiempo (con la obvia interrupción en el período de ruptura institucional) y lejos de servir para tender puentes de diálogo entre gobierno y oposición venezolanos como se pretende, no hace más que darle aire a un régimen ya descaradamente inconstitucional e ilegítimo que ha renegado definitivamente de todo vestigio democrático y decidido apelar a la mayor violencia para atornillarse al poder. Reproducimos a continuación, el texto completo del documento emanado de la referida reunión:

DECLARACIÓN DE LIMA:

Los Cancilleres y Representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, reunidos en la ciudad de Lima, el día 8 de agosto de 2017, para abordar la crítica situación en Venezuela y explorar formas de contribuir a la restauración de la democracia en ese país a través de una salida pacífica y negociada;

Animados por el espíritu de solidaridad que caracteriza a la región y en la convicción de que la negociación, con pleno respeto de las normas del derecho internacional y el principio de no intervención, el cual no atenta contra los derechos humanos y la democracia, es la única herramienta que asegura una solución duradera a las diferencias;

Declaran:

1-Su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela.

2-Su decisión de no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo.

3-Su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional, democráticamente electa.

4-Los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando dicha Asamblea los haya aprobado.

5-Su enérgico rechazo a la violencia y a cualquier opción que involucre el uso de la fuerza.

6-Su apoyo y solidaridad con la Fiscal General y con los integrantes del Ministerio Público de Venezuela y exigen la aplicación de las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

7-Su condena a la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres bajo observación internacional independiente.

8-Que Venezuela no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

9-Su seria preocupación por la crisis humanitaria que enfrenta el país y su condena al gobierno por no permitir el ingreso de alimentos y medicinas en apoyo al pueblo venezolano.

10-Su decisión de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

11-Su apoyo a la decisión del MERCOSUR de suspender a Venezuela en aplicación del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático.

12-Su decisión de no apoyar ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales.

13-Su llamado a detener la transferencia de armas hacia Venezuela a la luz de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas.

14-Que, teniendo en cuenta las condiciones actuales, solicitarán a la Presidencia Pro Témpore de la CELAC y a la Unión Europea, la postergación de la Cumbre CELAC-UE prevista para octubre de 2017.

15-Su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela, a nivel de Cancilleres, hasta el pleno restablecimiento de la democracia en ese país, y de reunirse a más tardar en la próxima sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, oportunidad en la que podrán sumarse otros países.

16-Su disposición a apoyar de manera urgente y en el marco del respeto a la soberanía venezolana, todo esfuerzo de negociación creíble y de buena fe, que tenga el consenso de las partes y que esté orientado a alcanzar pacíficamente el restablecimiento de la democracia en el país.

Lima, 8 de agosto de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s